Los caracoles en la comida (I)

96 539 18 29
Los caracoles en la comida (I)

Las tapas y raciones en Elda son una buena opción para comer cualquier día. La riqueza de alimentos que se puede encontrar cada temporada en la cocina española permite ofrecer una gran variedad de platos para todos los gustos. Entre las recetas más típicas se encuentran los caracoles.

En realidad, se puede decir que su consumo es una muestra de la capacidad del ser humano para convertirse en un ser omnívoro, capaz de comer casi de todo, incluyendo animales y plantas, independientemente del lugar geográfico en el que se encuentre, lo que ha permitido la expansión por todo el planeta.

Uno de los motivos que llevó al consumo de los caracoles fue, precisamente, la facilidad para recolectarlos, por lo que se podían dedicar a ello las personas menos útiles a la comunidad antiguamente; es decir, los enfermos, los niños o incluso los viejos.

De hecho, su uso en la cocina se remonta a muchos siglos atrás, formando parte de la dieta humana de forma ininterrumpida a lo largo de casi toda nuestra historia. En algunos casos se consumían por parte de los más desfavorecidos, pero también ha habido momentos en los que la moda ha impulsado su consumo entre las clases más altas.

Desde el principio, los primeros humanos aprendieron a distinguir aquellos caracoles que podían resultar perjudiciales, en función del tipo de plantas que devoraban (lo que hacía cambiar su sabor). Desde Roma hay constancia de su consumo, y hoy en día es una de las opciones elegidas por muchos cuando van a comer de tapas y raciones en Elda.

En Tapería Real te ofrecemos la opción de probar este plato y muchos otros, preparados según las recetas tradicionales y, sobre todo, con una buena materia prima seleccionada cuidadosamente.